Como hacer jabon casero

Jabon Casero 10 de mayo del 2015 No hay comentarios
Calificación: 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 1,90/5 (1.187 votos)
Loading...

El poder aprender como hacer jabon casero hoy en día puede ser una idea excelente por varias razones, por un lado está la de poder crear tus propios jabones totalmente artesanales y a tu propio gusto o necesidades, no todos tenemos el mismo tipo de piel ni gustos en cuanto a olores, por otro lado también es una buena fuente de ingresos por lo que podrías dedicarte a la fabricación y venta como complemento a tus ingresos mensuales.

como hacer jabon casero

Como nota curiosa para saber más de ello, existen datos desde la época de los antiguos griegos y romanos de su elaboración, ya en esa época se elaboraba jabón para lavar sus prendas y como higiene personal. Esto lo conseguían al hervir grasa animal junto a una mezcla de cenizas de árbol y el uso de agua.

Hoy en día existen muchas más posibilidades para la realización de tu propio jabon casero, añadiendo diferentes concentrados para poder darle color y que no quede descolorido, también se le pueden añadir aceites esenciales con lo que mejorar el jabón o darle un buen olor, en este articulo os mostraremos una de las posibles maneras para que podáis elaborar vuestro propio jabón casero con aceite, lo que también repercutirá en la protección del medio ambiente, como a continuación comprobareis.

Cómo hacer Jabón casero con aceite usado.

Cómo hacer Jabón casero usando para ello aceite usado vegetal, con lo que lograremos reciclar de manera eficiente el aceite una vez utilizado. Cada día se estila más la utilización y fabricación casera de jabón, como forma de ahorro y de respeto del medio ambiente. El aceite crea una fina capa en la superficie del agua, con lo evita su oxigenación causando la destrucción del ecosistema de la fauna y flora de los ríos y acuíferos, tan solo un litro de aceite usado que se tire por el desagüe puede llegar a contaminar más de 1000 litros de agua, otra buena razón para reciclarlo.

hacer jabon casero

Como hacer jabon con aceite usado

La fabricación de este tipo de jabón no sólo es buena desde el punto de vista medioambiental como os indique anteriormente, sino que también es ideal para la piel, la ropa y para nuestros propios bolsillos al ser muy económico y una manera de ahorrarnos un poco de dinero mes a mes, al reciclar el aceite usado.

El método que vamos a utilizar es en frío y se puede utilizar cualquier aceite vegetal de cocina que se haya usado, eso sí, previamente lo tendremos que colar para eliminar las posibles impurezas tras su uso, también podremos usar aceite sin usar, eso ya lo dejo a vuestra propia elección.

Consejos antes de elaborar tu jabon:

• Es recomendable trabajar en un lugar bien ventilado.
• Usar gafas y guantes protectores, pues la sosa caústica es muy corrosiva y no debe entrar en contacto con tu piel.
• No utilizar recipientes de metal (aluminio, hierro,etc) sólo acero inoxidable o plástico duro.
• Revuelve la mezcla con ayuda de un palo de madera o de plástico.
• Tener a mano un termómetro de precisión pues a la hora de mezclar el aceite con la mezcla del agua y la sosa cáustica deben estar a la misma temperatura.¡¡Mucho cuidado!!

Ingredientes para hacer el jabon:

• 1 kilo de Aceites usados y colados.
• 800 gramos de Agua Destilada.
• 150 gramos de Sosa caústica

Preparación del jabon:

Se diluye la sosa cáustica en el agua OJO!! Nunca hacerlo a la inversa pues la reacción química que se produce puede provocarnos importantes quemaduras en la piel, ir agregándola poco a poco y lentamente y con mucho cuidado, ya que puede producir vapores que son muy tóxicos.

A continuación se producirá una reacción química de la sosa caustica que liberará calor, pudiendo hasta llegar hasta los 80º. Mucho cuidado con ello y esperar a que enfríe, esté preparado que obtendremos se lo conoce como lejía caustica.

Vierte lentamente la lejía cáustica sobre el aceite, siempre y cuando estén aproximadamente a la misma temperatura, que no haya más de 5 grados de diferencia a ser posible, para ello se puede calentar el aceite hasta que llegue a unos 40º de temperatura más o menos, que sería la ideal para realizar la mezcla, removiendo en forma constante y en el mismo sentido, para evitar que se corte el jabón, también se puede utilizar una batidora para que la mezcla se haga más rápida con una velocidad baja, con mucho cuidado para que no nos salpique.

Sabremos cuando esta ya bien en el momento que tenga una espesura y consistencia similar al de la mahonesa, si se desea, se puede aromatizar y colorear, agregando los colorantes naturales y los aceites esenciales, eso siempre y cuando la mezcla tenga una temperatura igual o más baja a los 40ºC.

Por último se vuelca la mezcla obtenida en los moldes que deseéis, que pueden ser de silicona, plástico o madera, se debe tapar con un film de cocina y cubrir con un paño para que el calor se mantenga y enfrié poco a poco, una buena recomendación es untar con un poco de aceite los moldes para un mejor desmoldado.

Esta mezcla la dejaremos reposar durante un día o dos para luego proceder a su desmoldado y su posterior corte a los tamaños deseados si el molde que utilizamos es grande. Es importante dejar endurecer durante aproximadamente un mes o mes y medio para que se culmine satisfactoriamente el proceso de saponificación. Después ya lo podréis utilizar, vender o regalar.

Aquí os dejo un interesante vídeo sobre la realización de jabón casero.

Para completar un poco más el artículo os dejo una pequeña guía sobre los colorantes que puedes usar para los jabones.

Colorantes naturales para los jabones.

Una forma barata y totalmente natural de colorear los jabones artesanales y darles también un poco de perfume, es usando especias o infusiones de plantas, lo que nos permitirán obtener bonitos colores y aromas naturales. Las especias se pueden se pueden usar directamente en polvo, mientras que en el caso de las plantas, es necesario realizar una infusión bien concentrada previamente, para obtener los colorantes y aromas que deseemos obtener.

Para realizar los concentrados de las infusiones, se colocaran 3 partes de plantas por 1 de agua es muy fácil, por ejemplo usaremos 3 tazas de hierbas frescas por una taza de agua, para ello usaremos un recipiente al fuego, tapado hasta que el agua alcance la ebullición, cuando comienza a hervir la infusión, reducimos el fuego al mínimo para que esta siga cociendo lentamente, hasta que el líquido se haya reducido más o menos a la mitad, y las plantas que usemos hayan soltado su color, luego lo dejamos enfriar lentamente, lo colamos bien y lo podremos guardar en un tarro de vidrio añadiendo un poco de alcohol y también unas gotas de algún conservante natural, como por ejemplo el aceite, la Vitamina E, etc. Y luego guárdalo en algún lugar seco y preferentemente también lo más oscuro posible De todos modos, es recomendable no realizar mucha cantidad de una sola vez (no más de 50 o 100 ml), para que pueda conservarse sin problema alguno.

Los ejemplos de colorantes que se pueden conseguir que os muestro a continuación a base de infusiones de diferentes plantas o polvo de diferentes especias, habitualmente no causaran posibles contraindicaciones a nuestra piel, tampoco conseguiremos lograr colores muy vivos, por el hecho de que no son pigmentos muy estables y la intensidad que logremos irá disminuyendo con el paso del tiempo poco a poco, aunque también os digo que vale mucho la pena tenerlos muy en cuenta para realizar variedad de tonalidades en nuestros jabones naturales.

Ejemplos de donde conseguir colores naturales.

Color rojo: con infusiones de raíz de Alcaneta o con Flores de Bignonia roja.
Color amarillo: con polvo de Jengibre, Raíz de lirio, Azafrán, cúrcuma, curry y polen, o con infusiones de Caléndula o de Manzanilla Común.
Color verde: mediante infusiones de Menta, Té verde, u hojas de Romero.
Color rosa: con infusiones de Remolacha o de pétalos de Rosas.
Color morado: con infusiones de Flor de Violetas o flor de lavanda.
Color marrón: con polvo de Henna, Canela o Cacao.
Color azul: con infusiones de Bayas de ciprés, Flor de lirio azul o Manzanilla Romana.

Si quieres hacer jabón casero para uso cosmético o para lavar tu ropa, te recomiendo que le eches un vistazo a los siguiente artículos sobre otras clases de jabones que podremos realizar en casa de manera facil:

Jabón liquido casero para lavadoras.
Jabon casero de glicerina.
Jabon de Aloe Vera.
Jabon de Lavanda

Jabon Casero

Los comentarios han sido cerrados.